LA IMPORTANCIA DE CONTAR CON UN BUEN ASESOR DE SEGUROS

 

Hoy seguimos de manteles largos. De nuevo nos visita mi amigo y experto en Finanzas Personales Joan Lanzagorta. Ya saben que escribe en El Economista, su última columna, ¿Qué hacer cuando recibimos una suma importante? la pueden leer aquí. Además es dueño el Blog Planea Finanzas. Como ya saben él es conferencista sobre el tema de las Finanzas Personales. Hoy nos habla aquí de la importancia de tener un Agente de Seguros. Un tema que parece menor, sobre todo hoy que se puede comprar Seguros en la ventanilla de un banco o por teléfono. El tener una persona experta que pueda asesorarnos es clave en un mundo, como el de los Seguros, que no es fácil de entender a la primera. Por favor opinen sobre el tema porque es muy importante desarrollar una cultura de tener un Agente de Seguros Asesor a su lado.

Por: Joan Lanzagorta

Hoy me siento muy contento porque el Blog de mi amigo Eloy López cumple dos años de ser un referente en el mundo de las Finanzas Personales y en particular de uno de los aspectos más importantes: la protección del patrimonio. Pero además, me siento honrado por la invitación que me hace a ser parte de su celebración de aniversario.

Desde el momento en que Eloy me corrió esta cortesía pensé en escribir, a manera de homenaje, algunas reflexiones sobre la importancia de contar con un buen asesor de seguros. Porque en verdad, por experiencia se los digo: hace toda la diferencia del mundo.

En mi vida profesional he sido testigo de muchas historias acerca de personas que compraron pólizas que no se apegaban a sus necesidades. O que al momento en que tuvieron un incidente desafortunado, se dieron cuenta que su seguro no lo cubría. Y que además no saben ni quién es la persona que se los vendió.

Comprar un seguro no es fácil porque hay una infinidad de productos en el mercado, todos distintos no sólo en costo, sino también en condiciones y alcance de la cobertura. Podemos comprar seguros baratos y malos, o lo que es peor: caros y malos. Podemos también comprar productos que no necesitamos, y dejar descubiertos riesgos importantes.

Esto ilustra la importancia y la necesidad de contar con una buena asesoría, que nos vaya llevando de la mano en el camino.

Y es que un seguro es en realidad una promesa de que si sucede una eventualidad que está cubierta en el contrato, recibiremos una indemnización que nos ayude a resarcir el daño económico. En este sentido, un seguro es un bien intangible. Y quizá sea por eso que muchas personas compran seguros totalmente “a ciegas”.

¿Cuántos de ustedes han leído y entendido las diferentes pólizas que tienen en vigor? ¿Cuántos se han sentado con su agente de seguros a aclarar dudas y cerciorarse de que la cobertura que compraron fue la mejor opción de acuerdo a sus necesidades y presupuesto?

Comprar un producto sin conocerlo es lo peor que podemos hacer. Es como comprar un coche a ciegas, sin saber sus características, basándonos sólo en el precio, el color y la descripción del vendedor. Si compramos un auto a ciegas, bien podríamos salir con una camioneta de carga cuando en realidad lo que queríamos – y necesitábamos – era un auto familiar.

Pero no sólo es el hecho de comprar un producto sin conocerlo. También es lamentable que muchas personas acepten asesoría “a ciegas”. He conocido a muchas personas que hicieron lo que un agente de seguros les aconsejó, sin haber entendido el porqué de esa recomendación y cómo encajaba con sus propias necesidades.

En el medio de seguros, como en todo, hay de agentes a agentes. Hay aquellos que sólo buscan vender, que van tras su comisión, y que después se olvidan completamente del cliente. Ellos por lo general usan técnicas de presión y se van directo a hablar del producto que quieren vendernos, sin haber primero comprendido nuestras necesidades.

Pero hay agentes de seguros que son verdaderos asesores. Que lo primero que hacen es hablar con su cliente, preguntarle acerca de su familia, de sus hijos y de cómo está protegiendo actualmente su patrimonio y el de los suyos. Y a partir de ahí, nos dan un diagnóstico, nos hacen ver necesidades que quizá no hayamos detectado, y nos señalan aquellos riesgos que no hemos cubierto de manera adecuada. Y además, nos hacen entender por qué. Estos agentes de seguros saben que este es su trabajo, y si lo hacen bien la venta llega sola.

Pero además, son personas que se preocupan por reevaluar cada cierto tiempo la condición de sus clientes, porque saben que las necesidades pueden ir cambiando con el tiempo. Son aquellos que están ahí cuando tenemos un siniestro y nos ayudan con los trámites ante la aseguradora. Y nos aconsejan sobre cómo presentarlos mejor. Aquellos que dan un valor agregado tan importante, que se convierten en personas cercanas a nosotros. Aquellos a los que nos da gusto recomendar a nuestros amigos y conocidos, con la confianza de que estarán en las mejores manos posibles.

Eloy es uno de estos verdaderos agentes de seguros, pero que además no se queda ahí: también busca promover, de una manera muy profesional, cultura financiera y de protección patrimonial.

No quiero terminar esta pequeña reflexión sin antes reiterar mis felicitaciones por los dos años del Blog Previsión Financiera, y reiterar lo muy honrado que me siento al ser parte de esta fiesta de aniversario.

4 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Nunca Debes Comprar un Seguro “A Ciegas” […]

  2. […] Newsletter ¿Has mandado ya algún video curriculum a alguna empresa? Nunca Debes Comprar un Seguro “A Ciegas” By Produce tu Futuro On agosto 19, 2012 · Add Comment · In Featured Nunca Debes Comprar un Seguro “A Ciegas” […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.