1 0
post icon

Los seguros te ayudan a tener un mejor futuro

Hace poco me encontré con un amigo de la infancia que, después de saludarme efusivamente y decirme “ya sé que te has dedicado a eso de los seguros por muchos años”, empezó a recordar algunas cosas de nuestra niñez juntos. No pudo evitar comentar lo “difíciles” que habían sido esos tiempos en su opinión. Quise comentar algo respecto a que en realidad no había sido tan difícil, sólo que antes de que dijera yo una palabra él continuó  con la plática. “Ya ves que la cosa siempre ha estado dura amigo, es difícil salir adelante y cada vez se pone más difícil; el dinero no alcanza, la salud empeora y… no sé qué vamos a hacer de viejos y…” antes de que continuara diciendo algo lo interrumpí y le dije que me daba gusto verlo pero debía irme. Se me quedó mirando y me preguntó si algo me había molestado.

Cuando por casualidad me topo con personas como mi amigo, que no tienen una visión muy positiva de la vida, opto por dos caminos: 1) Quedarme callado para no ofender ( lo verdad es para no engancharme a cosas negativas) ó 2) Me disculpo diciendo que debo irme porque traigo un poco de prisa. Esta vez ( no me pregunten por qué) decidí no optar por ninguna de las anteriores opciones. Cuando escuché si algo me había molestado, guardé silencio un momento y decidí no quedarme callado y responder honestamente- Le dije que más que molestarme algo en realidad no compartía su opinión. Se me quedó mirando y me preguntó por qué:

Como ya había decidido hablar pues entonces ya no me detuve y expresé libremente mi opinión. El dinero nunca va alcanzar si no aprendemos a cuidarlo. La cosa siempre va  a estar difícil si nosotros decidimos verla así. No es que no quiera ver la realidad económica de muchas personas sólo que no comparto la idea de que el dinero no alcanza. Cuando éramos niños las familias tenían muchos más hijos que ahora y aún así  las familias salían adelante. La clave para fueron dos cosas: 1) Cuidar el dinero que había y 2) Tener una visión positiva del futuro. Nuestros padres aplicaban lo mejor que podían esas dos cosas y así fue como nos sacaron adelante y creo que no lo hicieron tan mal, le comenté y ahora el me miraba como queriendo huir de mi plática.

Antes de que él me dijera algo le dije: ¿Sabes por qué decidí dedicarme a esto de los seguros y hacerlo para toda mi vida? Porque es algo que cambia positivamente la vida de las personas. Les dan tranquilidad financiera cuando más lo necesitan Antes de que me respondiera hice otra pregunta ¿Y sabes porque me especialicé en seguros de ahorro e inversión? Porque estoy convencido totalmente que son los mejores instrumentos para garantizar un buen futuro a las personas. En 20 años que llevo siendo agente de seguros he tenido la fortuna de entregar seguros para la educación universitaria de los hijos de mis asegurados. También seguros de ahorro para comprar una casa. El se quedó callado y hasta se interesó más en lo que tenía que decirle.

Cada etapa tiene sus retos. Cuando nosotros éramos niños nuestros padres debían enfrentar el reto de mantener a muchos hijos. Hoy nosotros tenemos retos y preocupaciones diferentes. La ciencia ha avanzado tanto que ahora tenemos la posibilidad de vivir muchos más años que nuestros padres y al mismo tiempo el miedo de morir antes de que nuestros hijos sean independientes, financieramente hablando. La generación que viene debajo de nosotros, las personas de 30 años o menos, van a vivir más años que nosotros todavía y además están acostumbrados a un nivel de vida más alto que el nuestro.

Estoy convencido que es posible tener un mejor futuro financiero aún estando la cosas como están. Sí, la cosa no es fácil pero tampoco imposible. Requiere de dejar de gastar en cosas innecesarias en la actualidad y de empezar a ahorrar de forma importante. A veces requiere de vencer esas tentaciones financiera que se nos atraviesan para comprar mil cosas que nos dan placer inmediato sin un beneficio duradero y que, después de comprarlas nos arrepentimos por haber pagado tanto por ellas. Sobre todo requiere que las personas tengamos una visión positiva y optimista de nuestro futuro. Sino o tenemos eso no tendremos un motivo para ahorrar y posponer compras innecesarias. “Amigo, pareces político” me dijo riendo a carcajadas y arrancándome unas a mi.

Se me quedó mirando y dijo: “Tú siempre fuiste un optimista empedernido y no has cambiado nada en ese sentido y ahora le contagias eso a las personas con los seguros de ahorro”  comentó mi amigo. La verdad es que creo firmemente en que mi profesión me da la oportunidad de mejorar mi vida, ayudando a mejorar la de otras personas, y eso los seguros me lo permiten hacer con creces. le respondí. Al final me sorprendió que me dijo que si podíamos vernos en su casa para que lo asesorará respecto a “ese tema de los seguros, porque creo que no me vendría mal empezar a guardar algo de mis ingresos para cuando sea viejito.” Acordamos una sesión para eso en su casa y en compañía de su esposa para ayudarles a tener un mejor futuro.

Cuando mi amigo se fue me quedé pensando en cuántas veces me he quedado callado por no ofender la opinión negativa de otras personas, respecto a su futuro financiero, y no sé si he hecho bien. Ahora no quiero quedarme callado contigo si piensas igual que mi amigo y, después de leer ésta historia, también sientes que te gustaría tener un mejor futuro financiero y no sabes por dónde empezar. Te invito a contactarme para ver si te puedo ayudar a encontrar los seguros de ahorro que te ayuden a tener la vida que quieres. ¡Será un gusto asesorarte! Por hoy me despido, ¡cuidate mucho!

 

Participa dejando un comentario
post icon

Si tengo 35, ¿cómo garantizo, con seguros, un millón para mi retiro a los 65?

35-65

Si debiéramos determinar cuál será tu etapa más productiva en la vida es muy probable que sea entre los 30 y los 50 años, ya que diversos Estudios indican que el ingreso de una Persona Económicamente Activa (PEA) se incrementa a los 36, se consolida a partir de los 40 y empiezan a decrecer a partir de los 50 años de edad. Esos mismos estudios recomiendan que, tratándose de ahorrar para el retiro, las personas deben guardar en ese periodo ( su etapa más productiva) entre el 15 y el 20 por ciento de su ingreso para poder garantizar un retiro más o menos decente. (más…)

Participa dejando un comentario
post icon

¿Existen seguros malos?

IMG_0256

Existen profesiones que pueden ser muy molestas para las personas. Una de ellas puede ser la de agente de seguros. Hay momentos en que se puede volver un ser indeseable, más si busca venderte un seguro de vida que ni necesitas. Al menos eso es lo que tú piensas.  Si llega a insistir un poco es probable que te convenza de tomar la decisión de finalmente contratar la póliza para, de una vez por todas quitártelo de encima. Y así sucede, después de que le compraste el seguro no lo volviste a ver hasta que finalmente llegó el momento de pagar la póliza de nuevo. Decides pagar de nuevo para no verlo un años más. Así lo has hecho durante cinco años. (más…)

Participa dejando un comentario
post icon

¿A dónde se va tu Aguinaldo?

IMG_0255

Se acerca el cierre de año y con ello la llegada de tu aguinaldo. Tienes sentimientos encontrados. Por un lado sabes que tener dinero en estas fechas es algo muy padre, porque vas a poder comprar esas cosas que no has podido comprar antes. Las fechas navideñas te ponen de un humor especial y te gusta dar algunos regalos especiales a tus seres queridos. Por otro lado tienes un sentimiento raro.  De hecho es miedo. Miedo a que pase otro año y no ahorres un poco de tu aguinaldo y de ese bono anual que vas a recibir. Los últimos años siempre has querido ahorrar y no lo has logrado.  Eso te hace sentir mal. Tienes miedo que este año te pase lo mismo. (más…)

Participa dejando un comentario
post icon

¿Seguros en el OXXO?

En el Oxxo copy

El fin de semana vas al OXXO y pides refrescos, botanas, un six de cervezas. Juega tu equipo favorito. Te formas para pagar. Al llegar, el cajero te pregunta: “¿Es todo?”  Le dices que no, que también te vas a llevar un “Seguro de Primer Infarto”. Él sonríe y te entrega una tarjeta por la cual te cobra 149 pesos. Esta escena parece salida de la ciencia ficción. De la imaginación de un loco. Es la escena que vino a mi mente cuando me enteré que GNP y esta cadena de tiendas de conveniencia firmaron el convenio para poder vender seguros de éste tipo. No es una broma; es una realidad que, al menos en mi caso, suena un poco extraño al principio. (más…)

Participa dejando un comentario